El Blog

Papel en Cero

La conmoción de un libro

Terminar un libro que te gusta (mucho más que eso: que te encanta, que te subyuga, que te deslumbra, que te compromete) nunca es una experiencia del todo grata. Por un lado, está esa ansiedad previa por avanzar y saber más, por entregarte a él por completo; la misma que va desvaneciéndose conforme las páginas … Sigue leyendo La conmoción de un libro

Tres años de Papel en Cero

«Mi chamba es hacer conciencia», me dice Yvonne, y se refiere nada más y nada menos que a la consciencia que despierta en mí cada vez que me deja en el aire una de esas frases suyas para que yo revise o resignifique algo de lo que me está pasando. Lo dice probablemente mientras busca el punto justo donde colocar su aguja experta de acupuntura, enseguida después de decirme «jálame aire» y de recordarme luego que lo suelte. Es interesante pero toda enseñanza consta, al fin de cuentas, en aprender a respirar. Y para eso también se necesita ayuda.

Una pregunta a la vez

Mis alumnas ya están acostumbradas: tengo más preguntas que respuestas. Aunque intento contar con alguna certeza para darles seguridad en el mar de incertidumbre en el que solemos navegar, ellas saben que terminarán de leer mis devoluciones con unas cuantas interrogantes que, ojalá, les sean nuevas. Quizá sepan también que es lo mejor que les puedo ofrecer.

Y las mujeres por qué no

En 1971 la profesora estadounidense Linda Nochlin se preguntaba por la inexistencia de grandes mujeres artistas en un artículo titulado Why have there been no great women artists? No es de sorprenderse que este tipo de texto surgiera en la década del 70, cuando la renovación del movimiento feminista habilitaba la revisión del que había sido hasta entonces el papel de la mujer en todas las áreas, incluida la del arte.

Marzo de nuevos comienzos

Estamos a una semana exacta de que comience marzo, el mes de los comienzos y los nuevos ciclos lectivos. Recuerdo mi ansiedad, de niña, pensando en quiénes serían mis compañeros y compañeras, en qué maestra me tocaría, en cuántos serían los desafíos del nuevo grado. Recuerdo la previa, desempolvar la túnica tras las vacaciones de verano, elegir la mochila, los útiles más básicos… ya después, cuando tuviera la lista completa, iría con mamá a alguna papelería para hacerme de cuadernos, lápices de colores, juego de geometría…

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.


Sigue mi blog

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close