El Blog

Papel en Cero

Y las mujeres por qué no

En 1971 la profesora estadounidense Linda Nochlin se preguntaba por la inexistencia de grandes mujeres artistas en un artículo titulado Why have there been no great women artists? No es de sorprenderse que este tipo de texto surgiera en la década del 70, cuando la renovación del movimiento feminista habilitaba la revisión del que había sido hasta entonces el papel de la mujer en todas las áreas, incluida la del arte.

Marzo de nuevos comienzos

Estamos a una semana exacta de que comience marzo, el mes de los comienzos y los nuevos ciclos lectivos. Recuerdo mi ansiedad, de niña, pensando en quiénes serían mis compañeros y compañeras, en qué maestra me tocaría, en cuántos serían los desafíos del nuevo grado. Recuerdo la previa, desempolvar la túnica tras las vacaciones de verano, elegir la mochila, los útiles más básicos… ya después, cuando tuviera la lista completa, iría con mamá a alguna papelería para hacerme de cuadernos, lápices de colores, juego de geometría…

Más que un cuarto propio

La Escuelita de Autoras será, ante todo, un lugar de reflexión. Sobre la creación de las otras y sobre nosotras mismas. Hace casi cien años, sostenía Virginia en su ensayo que las limitaciones no venían sólo de mandatos de género, sino también de la escasa complicidad entre mujeres. Sin embargo, las mujeres del siglo XX empiezan a comprender la importancia de organizarse en colectivos, motivadas tal vez por lo mismo que escribió Woolf: «mi espíritu se agita cuando pienso en Mujeres y ficción. (…) El espíritu es el más caprichoso de los insectos, palpitante, revoloteante.» Nosotras realmente quisiéramos que esos espíritus volaran libres y singulares, conquistando cada vez más espacios, creándolos incluso, porque de sostener tradiciones ya ha tenido bastante nuestra historia y porque, quizá, repensar no sólo el qué sino el cómo y el dónde sea una de las claves para la difusión de lo que sea que queramos expresar.

Creatividad retada

Según los estudios científicos al respecto, el vínculo entre sinestesia y creatividad estaría dado porque quienes la experimentan tienen mayor habilidad para vincular ideas no relacionadas. Hay quienes tienen más desarrollada esta condición. Se afirma que los llamados individuos sinestésicos (alrededor del 2% de la población mundial) pueden, por ejemplo, oír colores, ver sonidos, y percibir sensaciones gustativas al tocar un objeto con determinada textura. No resulta sorprendente saber que esto es alrededor de siete veces más común en artistas, poetas y novelistas.

Domar la creatividad

La definición de creatividad del diccionario es muy escueta, sólo dos acepciones. La primera: facultad de crear; la segunda: capacidad de creación. Aunque no sea mucho, hay dos palabritas claves para entenderla: que es una facultad (aptitud, potencia de hacer algo) y que es una capacidad (oportunidad que habilita cierta acción). Yo (y la neurociencia, sobre todas las cosas, que es bastante más docta en el tema) creo firmemente en que la creatividad es algo con lo que todas, todos, todes contamos. Sin excepción. No existe tal ser como alguien no creativo. Puede, quizá, ser poco creativo. Como también se puede ser poco atlético si no se entrena la capacidad de ejercitarse o practicar algún deporte que nos provea de cierta destreza y estado físico que pueda calificarse como tal.

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.


Sigue mi blog

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close